[Defensa personal para prevención]
[Artículos]
[Home]
Las claves de la toma de conciencia en la defensa personal
Aprendiendo a detectar problemas

Por Randy LaHaie

¿Qué pasaría si los criminales violentos pareciesen diferentes?

Si lo pareciesen, y tú supieses que los descarrió ¿reduciría la oportunidad de convertirse en su víctima? Puedes apostar a que si. Desgraciadamente, violadores, asaltantes y predadores réprobos no se diferencian de las personas "normales" Sin embargo, la buena noticia es que pueden reconocerse por su comportamiento. Si sabes que es lo que debes buscar, podrás reconocer el problema según se desarrolla y mantenerte un paso adelante del predador humano. Este es el objetivo de la toma de conciencia. 

La comunicación es predominantemente no verbal

La gente comunica sus intenciones de tres formas distintas. El siete por ciento de tu habilidad para interpretar esas intenciones se basa en las palabras, el treinta y ocho por ciento a través de la voz, y un enorme cincuenta y cinco por ciento se proyecta a través del lenguaje corporal. ¿Porqué es tan importante? 

Un aspecto predominante de la defensa personal conlleva el proceso de comunicación. Los predadores humanos no se arrojan sobre la primera persona que se atraviesa. Hay un proceso de evaluación que ocurre cuando evalúan, deliberada o inconscientemente, a la "víctima potencial" como objetivo. Al hacerlo, proyectan sus intenciones al observar, seguir, e incluso "ponerte a prueba". Si comprendes este proceso, localizarás los intentos predatorios antes de que se inicie el asalto. Al saber que es lo que debes buscar, serás capaz de anticiparte y responder efectivamente en una confrontación potencial.

¿Qué es la toma de conciencia?

La toma de conciencia es la habilidad para "leer" a las personas y situaciones y anticiparse a la probabilidad de violencia antes de que suceda. Es saber qué debes mirar y tomar el tiempo para darse cuenta de los aspectos relacionados con la seguridad que tienen lugar a tú alrededor. 

La toma de conciencia no es tener miedo o ser paranoico. Es un estado de alerta relajada que puedes incorporar a tu carácter. No es ni deseable, ni necesario, ir febrilmente examinando tus alrededores esperando al hombre del saco en cada esquina. Tu nivel de alerta debe ser apropiada a tus circunstancias.

Algunas circunstancias requieren un mayor nivel de conciencia que otras. Obviamente, querrás estar mas alerta cuando camines de noche hacia el coche que cuando estés en un centro comercial de compras con los amigos.

¿Qué es una defensa personal exitosa?

La forma en que definas el éxito determinará las estrategias a seguir para alcanzarlo. Mucha gente confunde la habilidad para defenderse con la habilidad para pelear. Si tu idea de una defensa personal eficiente es pelear con el asaltante, tu solución consistirá en aprender técnicas físicas. Podrías pasar por alto la cuestión.

El éxito en defensa personal no consiste en ganar una pelea sino en evitarla. La mayor éxito es ¡cuando no pasa nada! Si eso no es posible, considera la siguiente filosofía: Si no puedes prevenirlo, evítalo. Si no puedes evitarlo, limítalo. Si no puedes limitarlo, escapa. Si no puedes escapar, puede que tengas que pelear para salir de la situación. Si tienes que pelear, que sea como última salida, no como primera. ¿Influencia esta filosofía tus estrategias de éxito?

Línea de tiempo predatorio/defensor

Cuanto antes detectes y reconozcas la amenaza, mayores serán las opciones que tendrás para responder. Imagina una línea temporal que abarque desde que el predador toma la decisión de cometer un crimen violento hasta el momento en que lo inicia sobre ti. El tiempo que te lleva detectarlo, reconocerlo y responder tiene su impacto en lo eficaces que serán tus acciones. Cuanto antes actúes, mas flexible y premeditado será el curso de tu acción: evitando, escapando o respondiendo a la situación.

Las estrategias de toma de conciencia se concentran principalmente en la fase "pre incidente" del encuentro; las pistas y señales que puedes detectar y reconocer te permitirán anticiparte al hecho antes de que acaezca. 

Sabiendo qué buscar

Hay tres aspectos primordiales en la toma de conciencia: saber a qué prestar atención, prestar atención a los detalles relacionados con la seguridad y concordar el grado de atención con las circunstancias. 

Una defensa personal efectiva requiere un mapa

La habilidad del cerebro para reconocer y comprender cualquier cosa es el resultado de tener un mapa mental o borrador relevante para esa experiencia. Los psicólogos llaman a estos mapas "esquemas". Consisten en el conocimiento acumulado, la experiencia y las creencias y se activan cuando se reconocen los patrones a ellos asociados. 

Un buen mecánico puede detectar qué está mal en un coche por los ruidos, chirridos y otros sonidos que hace. Los médicos pueden diagnosticar lesiones invisibles por los síntomas del paciente. Los cazadores pueden seguir un animal durante kilómetros por las ramitas rotas, desplazamientos de tierra y otras pistas invisibles para un ojo inexperto. Todos ellos tienen los mapas mentales que les permiten hacer esto. Diagnosticar una confrontación potencial requiere mapas de defensa personal. 

En su libro "Mentiras vitales, verdades sencillas" (Vital Lies, Simple Truths), el psicólogo  Daniel Goleman describe como trabajan los esquemas. "El (proceso) que organiza la información y hace que la experiencia tome un sentido son "esquemas", el ladrillo de la cognición. Los esquemas personalizan las reglas y categorías que ordenan la experiencia en bruto y la dan un significado coherente. Todo el conocimiento y la experiencia está agrupado en esquemas. Los esquemas son... la inteligencia que guía la información al fluir a través de la mente."

Los esquemas nos permiten dar un sentido al mundo e influenciar lo que reconocemos, entendemos, observamos e ignoramos. Nos permiten interpretar patrones, predecir resultados y responder de manera adecuada a lo que pasa en nuestras vidas.

Evaluando tus esquemas de defensa personal

Defenderse efectivamente requiere un mapa mental preciso sobre situaciones de defensa personal. Evaluar tus propios esquemas es difícil. Tendemos a resistirnos e ignorar todo lo que desafíe nuestra percepción existente de como son las cosas. La mejora de los esquemas es imposible sin una mente abierta y curiosidad sobre la manera en que las cosas funcionan realmente.

Para evaluar tus propios mapas mentales y determinar donde pueden mejorar, hay que considerar las "Tres Aes." 

·Agudeza (precisión): Tener mapas mentales precisos es esencial para una defensa personal efectiva. Se establecen y refinan aprendiendo sobre situaciones violentas y predatorias; cómo suceden, dónde y cuándo suceden, quiénes las perpetran y así. Esto conlleva aprender a reconocer los patrones previos al asalto y desarrollar un inventario de habilidades y estrategias para resolver los enfrentamientos. 

Se construye la experiencia usando lo que se ha aprendido. Prestando atención y aplicando estrategias de prevención constantemente harán que se conviertan en hábitos. Pronto serán inconscientes y automáticos. Los ejercicios de entrenamiento físicos y basados en la realidad pueden reducir tus miedos y desensibilizarte a la amenaza y esfuerzo de un combate (véase el artículo "Sal y pega a alguien" para un ejemplo de este tipo de entrenamiento). 

Las creencias afectan dramáticamente el comportamiento y la percepción. ¿Te facultan tus creencias para defenderte, o todo lo contrario? ¿Son realistas o funcionales o se  basan en una fantasía? Evalúa tus creencias sobre tu capacidad de defenderte y, si no contribuyen a tu resistencia, habilidad para responder o habilidad, cámbielas. 

·Ausencia: Cuando careces del conocimiento o experiencia en un área, tus mapas en la misma están ausentes. Esta ausencia de mapas de defensa personal dan lugar a personas ingenuas sobre su seguridad, con una mayor probabilidad de ponerse en situaciones de riesgo e inconscientes a los signos de peligro. Si alguien con un mapa ausente se encuentra en un enfrentamiento, es mas probable que sufran pánico, se queden helados o reaccionen inadecuadamente. En la jerga de la defensa personal a eso se le llama: "¡Nada bueno!" 

·Asunción: Un mapa asumido es aquel mapa asociado a una experiencia imperfecta, imprecisa o errónea. Un mapa de Winnipeg no vale para nada en Chicago. Un mapa equivocado no ayudará a obtener los resultados deseados. 

Los mapas de defensa personal asumido son mas prevalentes de lo que crees. Incluso artistas marciales entrenados tienen a menudo una percepción irreal de los que es una "pelea real". Confunden el caos de los encuentros violentos con el combate en clase. Confunden las técnicas del arte marcial con la habilidad de defenderse. ¡Es como comparar hockey con golf!

El estudio de la defensa personal tiene que ver con desarrollar y refinar mapas mentales precisos de enfrentamientos. Debemos construir una base de datos mental precisa del conocimiento, la experiencia y las creencias sobre las situaciones de defensa personal y tu poder de responder efectivamente. El propósito de estos artículos es ayudarte en el desarrollo de tus mapas de defensa personal.
 
Nota: En esta discusión, so pretendo implicar que las personas sin un entrenamiento extensivo en defensa personal estén desvalidas o no sean capaces de responder en situaciones amenazantes. Es indiscutible que mucha mas gente "sin entrenamiento" se defiende con éxito de asaltos que aquellos con un entrenamiento formal. Todos tenemos el instinto de supervivencia. Mas importante que aprender habilidades de defensa personal es respetar, despertar y avivarlos instintos existentes que han sido descuidados, denegados o suprimidos. El entrenamiento en defensa personal no es siempre cosa de "instalar" nuevos mapas, sino de "quitar el polvo" y mejorar los que ya se tienen.

Prestando atención

La atención es el proceso de atender conscientemente a un pensamiento, actividad o evento. Una cosa es saber a qué prestar atención. Otra cosa completamente diferente es estar atento consistentemente.

Aquello de lo que somos conscientes es función de la memoria a corto plazo. La capacidad de la memoria a corto plazo es limitada, en cualquier momento, a alrededor de siete piezas de información. Nuestros sentidos nos bombardean con mucha mas información de la que nunca podremos esperar ser conscientes. La mayoría de lo que pasa a nuestro alrededor se "filtra", y solo una pequeña porción de la misma alcanza la memoria consciente (memoria a corto plazo).

La mente es selectiva en cuanto a aquello a lo que presta atención. De manera general, los esquemas que hemos almacenado en nuestra memoria a largo plazo determinan qué es lo que notarás y qué es lo que no. Los esquemas influencian, normalmente inconscientemente, el filtrado de los estímulos juzgados como irrelevantes o insignificantes. Esto enfatiza aún mas la necesidad de desarrollar esquemas precisos de defensa personal. A menos que lo hagamos, las señales y las indicaciones que necesitamos para estar a salvo serán filtradas e ignoradas.

Distracción y preocupación

Estar distraído o preocupado puede ocupar la limitada capacidad de la mente consciente y desconectarnos de lo que está pasando a nuestro alrededor. La distracción sucede cuando nuestra concentración mental está ocupada con estímulos externos tales como cargar la compra en el coche, al confundirse con las llaves o cuando te arrastran a algo inusual. La preocupación pasa cuando tu atención mental se centra en los estímulos internos, tales como pensamientos, preocupaciones y ensoñaciones.

La distracción y la preocupación son inevitables. Incluso queriéndolo, no podrás eliminarlas durante periodos largos de tiempo. Sin embargo, si estás preocupado o distraído cuando deberías atender a lo que te rodea, no detectarás depredadores posicionándose para un asalto y no serás capaz de defenderte. Es importante identificar las situaciones de tu vida en las que se necesita un mayor nivel de vigilancia, y minimizar la distracción y la preocupación en las mismas.

La atención es como un proyector

Imagina que tú atención es como un rayo de luz. Cualquier cosa a la que lo dirijas será lo que verás. Inevitablemente, cuando apuntas el rayo en una dirección, descuidas otra. La atención funciona de forma similar.

Como la conciencia es limitada, debemos desarrollar la habilidad de centrar el rayo de nuestra atención en los detalles relevantes para nuestra seguridad. Debemos prestar atención a las "cosas correctas" (personas que nos miran o siguen, sitios potenciales para una emboscada, rutas de escape, etc.) en el "momento oportuno".

Interés e importancia

Esquemas, distracción y preocupación son solo partes del rompecabezas de la atención. Lo que notemos es también resultado de nuestros intereses y prioridades. Volveré a citar al Dr. Goleman para ilustrar este punto. "Lo que atrapa nuestra atención son los mensajes pertinentes a la actividad mental del momento. Si buscas restaurantes, notarás sus carteles y no los de las gasolineras; si ojeas el periódico, verás aquellos artículos que te importan. Lo que pasa llama nuestra atención, y solo lo que útil ocupa ese espacio mental." 

Goleman no escribe sobre defensa personal, pero lo que dice no puede ser mas relevante. Notamos lo que consideramos (a menudo a nivel inconsciente) importante o interesante en el momento en que lo notamos.

La responsabilidad aumenta la atención

¿Has oído alguna vez el fenómeno, "Nunca-pensé-que-me-pasaría-a-mí?" Apuesto a que sí y a que probablemente en relación a alguien al que le pasó. En el centro de la atención se encuentra la necesidad de responsabilizarse plenamente de la propia seguridad. Hasta que no reconozcas "puede pasarte a ti", los indicios previos a un incidente no se registrarán como suficientemente importantes o relevantes para notarlos. Pasarán inadvertidos. A menos que reconozcas que necesitas prestar atención, simplemente no la prestarás.

La atención disuade de asaltos

Como verás en otros artículos de la serie, el objetivo primordial de un criminal es gente inconsciente de sus alrededores y con una seguridad personal laxa. Una de las mejores cosas, la mas proactiva, que puedes hacer para reducir la probabilidad de convertirte en víctima es mejorar tus habilidades atentivas. Una vez que el criminal se de cuenta de le has visto, pasará a una presa menos observadora. El hecho de que estés leyendo esto y explorando el tema de la defensa personal, en mi opinión, disminuye la posibilidad de que caigas en la categoría de presa deseable.

Puntos para recordar

  • La habilidad para reconocer una persona o situación peligrosa hace que estés mas seguro. 
  • La atención implica saber qué mirar y disciplinarse para observar y prestar atención. 
  • ¡El mayor éxito en defensa personal es cuando no pasa nada! 
  • Cuanto antes detectes y reconozcas un problema potencia, mayores opciones tendrás de resolverlo. 
  • Detectar y reconocer el peligro se basa en mapas mentales precisos.
  • La atención implica ajustar tú foco consciente a lo que es relevante en una situación concreta. 

¡¡¡Y qué!!! ¿Cómo puedo utilizar esta información?

¿Cómo puedo utilizar esta información en mi estrategia de seguridad personal? Aquí hay algunos ejemplos de actividades y ejercicios que aumentarán tu atención:

Acepta la plena responsabilidad sobre tú seguridad
A menos que asumas la plena responsabilidad por tu seguridad y la conviertas en una prioridad, será poco probable que detectes y reconozcas los indicios de peligro. Será mas probable que te selecciones como objetivo.

Identifica que situaciones en tu vida requieren un mayor nivel de vigilancia
Ni puedes, ni tienes, que prestar atención todo el tiempo. Identifica qué momentos y situaciones de tu vida merecen un mayor grado de vigilancia. ¿Cuando corras solo? ¿Cuando vayas y vengas del trabajo? ¿En una ciudad desconocida? ¿Cuando salgas de bares? 

Construye y refina tus mapas de defensa personal con un aprendizaje continuo
Si la seguridad personal es importante para ti, lee libros y artículos sobre el tema, toma cursos de defensa personal, etc. Puede que no quieras apuntarte a un club de defensa personal o emplear todo tu tiempo estudiándola. No tienes porqué. Sin embargo, no leas un único libro o tomes un solo curso y pienses que ya lo sabes todo. Haz el esfuerzo de revisar periódicamente lo que sabes y de construir continuamente sobre lo que has aprendido.

Analiza las noticias
Analiza las noticias para familiarizarte con los patrones y hechos criminales, y lo que contribuye a los crímenes violentos. Pregunta quién, qué, cuándo, dónde, y cómo a estos incidentes y ¡utiliza el conocimiento adquirido para no aparecer tú mismo en las noticias! 

Practica ejercicios de observación
Predetermina las cosas específicas que debes buscar en tus actividades diarias. Por ejemplo, cuando vayas de compras, haz un "juego" de encontrar tanto hombres altos, de pelo castaño y con bigote como puedas. La próxima vez, busca otra cosa. Considera el hecho de que "jugar" juegos de observación hacen que parezcas mas atento a un predador que pueda estar evaluándote como objetivo potencial.

Establece hábitos de defensa personal
Si supieses que ibas a ser atacado la próxima vez que fueses a ir a trabajar, simplemente no irías. La verdad del hecho es que nunca sabes cuando cuando puedes ser elegido como víctima potencial. Los asaltos pueden ser a cualquier hora del día en cualquier tipo de sitio o situación. Las únicas estrategia de defensa personal efectiva son aquellas imbricadas en tu comportamiento diario. Se convierten en hábitos inconscientes por repetición y consistencia.

Conclusión

He discutido las claves de la toma de conciencia y la atención: qué son, cómo funcionan y porqué son tan importantes. Estoy seguro de que todavía tienes muchas preguntas esperando ser resueltas. Todavía hay áreas de tu "mapa" que necesitan separar el grano de la paja y completarse. Al ir aprendiendo mas sobre los componentes de una estrategia amplia de defensa personal, desarrollarás mapas mas claros y específicos para reducir la probabilidad de una confrontación. 
Buena suerte y mantente a salvo. 
 

Randy LaHaie 
Protective Strategies
 
 
Resource Box

Randy LaHaie is the owner of Protective Strategies; a training and consulting company providing personal safety training to individuals, high-risk professionals and law enforcement officers. He has an extensive self-defense and use-of-force background spanning over 25 years. The Protective Strategies Self-defense Resource Center is located at: http://www.ProtectiveStrategies.com . Randy can be contacted by email at: rlahaie@protectivestrategies.com or by telephone at (204) 663-7336.

© Copyright 1999, Randy LaHaie, Protective Strategies © 2003 de la traducción, Lucía Bartolomé
[Defensa personal para prevención]
[Artículos]
[Home]